Tres Pirañas Adiestramiento Canino en Tarragona
¿Sabes qué significan los estornudos de los perros?
24 octubre, 2016
Tres Pirañas - Adiestramiento canino
Principios en la cría del Pastor Alemán
4 noviembre, 2016
Mostrar todos

¿Contagiamos nuestras emociones a las mascotas?

Tres Pirañas - Perros y emociones

La convivencia con los perros que llegan a nuestra residencia canina en Tarragona nos ha permitido comprobar que, tal y como afirman numerosas investigaciones científicas, los animales de compañía absorben las emociones de las personas que se encuentran a su alrededor. No podemos olvidar que las mascotas forman parte del núcleo familiar y como tales, se acaban contagiando de la “energía” que se respira en un hogar, tanto la positiva como la que no lo es tanto.

Cada familia funciona como un sistema en el que cada miembro tiene su propio rol y forma de interactuar con los demás. Cuando un perro hace su aparición en la escena familiar, se va acostumbrando a ese sistema y aprende el papel que tiene cada uno de los jugadores que forman parte de él, de la misma forma que va conociendo el carácter de todos ellos, la actitud que tienen hacia él… Es una respuesta de adaptación tan natural como la que tendría cualquier humano cuando se enfrenta a una situación vital novedosa (por ejemplo, un trabajo nuevo). Y como también nos ocurre a nosotros, cuando ocurre algún acontecimiento que altera el sistema establecido y rompe su armonía, el perro también lo percibe, volviéndose especialmente vulnerable por lo desconocida que le resulta la situación.

El fallecimiento de un ser querido, una ruptura sentimental, comenzar un nuevo trabajo o la llegada de un nuevo miembro a la familia son algunos ejemplos de situaciones que pueden darse en el seno de cualquier familia convencional y que una mascota percibirá al suponer una ruptura con el sistema que hasta ahora tenía asimilado.

En ocasiones, las mascotas pueden tener problemas para asimilar este nuevo sistema y llegan a presentar algún problema físico como problemas en la piel o la alteración del sueño, así como otros de tipo emocional como ansiedad, automutilación, micción continuada por nervios o aumento de la agresividad. Llegados a este punto, contar con el asesoramiento de un equipo de adiestramiento canino especializado es de vital importancia.

Por este motivo, en Tres Pirañas concebimos el adiestramiento como una “terapia familiar” que no puede ceñirse a ningún método concreto sino que tiene que ir adaptándose a cada situación que se viva en la familia. Es importante entender por lo que pasa una mascota cuando en el hogar se producen situaciones nuevas para ayudarle a restablecer el sistema que tenía establecido en su cabeza. Al fin y al cabo, es algo que nos pasa a todos: cuando todo el mundo a nuestro alrededor está contento, esa felicidad se contagia de la misma que se propaga el mal humor y la hostilidad. El problema de las mascotas es que no entienden el cambio a uno u otro estado emocional y hay que intentar trasladárselo en la menor medida posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *