Conseguir que el perro permanezca a su lado y no dé tirones mientras pasea es uno de los objetivos que persiguen la mayoría de personas que llevan a su mascota a un programa de adiestramiento canino en Tarragona. Sin embargo, el comportamiento del animal puede estar mucho más influenciado por la correa de lo que parece, de ahí que hoy queramos compartir contigo qué aspectos debes tener en cuenta para elegir con acierto una correa para tu perro.

En las tiendas de productos para perros existen infinidad de correas elaboradas con materiales tan variados como el nailon, el cuero, la cuerda… Algunas son largas, otras cortas, otras extensibles… ¿Cuál elegir ante una oferta tan amplia?

Ideal: correa multiposición con collar acolchado

La mayoría de los expertos en adiestramiento canino en Tarragona coinciden en que la mejor forma de pasear un perro es con una correa multiposición de 2 metros, que pueda acortarse y alargarse con unas anillas en función de las necesidades que vayan surgiendo a lo largo del paseo. Lo ideal es que sea de nailon o de cuero y que tenga un arnés o collar cómodo, acolchado de hebilla ya que además de ser más seguros, no resultan molestos ni asfixian al animal.

Prohibida: correa extensible con collar de ahogo

Quedan totalmente descartadas aquellas correas que son extensibles y que dejan al perro “libre” para efectuar todo tipo de movimientos sin que exista ningún control. También debemos olvidar las correas que tienen collares de pinchos o de ahogo que pueden llegar a ser peligrosos para el animal. Obviamente la combinación de ambas variables (correa extensible con collar de ahogo) es la peor de las opciones que puedes elegir.

No podemos olvidar que la correa y el modo en el que el dueño la utiliza, transmite sensaciones a los perros. Nervios, prisa, enfado, tranquilidad, relax… son algunos de los sentimientos que percibirá el perro a través de la correa. Por eso las correas extensibles resultan tan poco aconsejables para el animal ya que solo le transmiten información negativa en forma de tirones y frenazos en secos.

La forma más adecuada de pasear un perro es con una correa multiposición, siempre bastante extendida si esta posición no resulta un peligro para el propio perro o para los transeúntes. Resulta fundamental que no haya tensión en la correa, que siempre esté un poco holgada y adopte la forma de U. Así el perro percibirá una actitud tranquila, estará más relajado y será más receptivo ante cualquier movimiento que se produzca en el transcurso de su paseo.

Cuando sea necesario detener al perro por el motivo que sea, en Tres Pirañas te aconsejamos no dar tirones a lo loco sino sujetar la correa con firmeza y realizar movimientos secos, acortándola de forma tranquila y hablando al perro para que entienda qué es lo que está ocurriendo y por qué se debe alterar el ritmo del paseo.

También resulta importante que el perro disponga de un momento del paseo en el que vaya a su aire, olisqueando a otros perros, investigando rincones… Durante esta parte, no se debe tirar de la correa y en el momento en el que esta se tense un poco o se acorte, el perro entenderá que ha acabado su “vía libre” y tiene que obedecer y mantenerse al paso de su dueño.

En nuestra residencia canina y criadero de pastores alemanes en Tarragona encontrarás expertos adiestradores para perros que te explicarán, trabajando siempre en conjunto adiestrador-perro-familia cómo debes actuar para que tu perro te obedezca tanto a la hora de pasear como en el resto de actividades que forman la convivencia con estos animales. Consúltanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *