adiestramiento canino Tarragona
Elegir con acierto su correa
4 mayo, 2017
Comprar un pastor alemán
Por qué deberías saber el grupo sanguíneo de tu perro
23 mayo, 2017
Mostrar todos

¿Existe la epilepsia en los perros?

residencia canina en Tarragona

Nuestra dilatada trayectoria como residencia canina en Tarragona nos ha hecho vivir todo tipo de situaciones con los perros, por ejemplo, tener que enfrentarnos al ataque epiléptico de uno de nuestros huéspedes. Porque quizás no lo sepas, pero los perros también pueden ser epilépticos, de hecho, se trata de una de las enfermedades neurológicas que con más frecuencia sufren estos animales. A continuación te contaremos más aspectos sobre esta enfermedad.

Se estima que uno de cada cien perros son epilépticos. Aunque resulta mucho más curioso saber que los perros mestizos tienen muchas menos posibilidades de padecerla que los de pura raza. En definitiva, la epilepsia es una enfermedad bastante común en los perros además de una de las más peligrosas que pueden padecer.

Al igual que ocurre en las personas, cuando un perro sufre un cuadro de epilepsia, experimenta una serie de síntomas neurológicos entre los que se encuentran las convulsiones involuntarias. El movimiento brusco de las patas, la salivación abundante, la micción sin control o la pérdida de conocimiento completan este conjunto de reacciones. Igualmente, cuando un perro sufre uno de estos ataques es porque se ha producido una actividad cerebral anormal o excesiva, localizada en una parte concreta del cerebro aunque después pueda extenderse a otras.

¿Qué hacer ante un ataque de epilepsia?

Aunque cada perro puede sufrirlo de manera distinta, el primer paso que tienen que dar sus dueños ante esta situación es mantener al perro tumbado en un lugar en el que no pueda caerse o hacerse daño debido a las convulsiones.

En el caso de las personas, todos sabemos lo importante que resulta mantener su lengua sacada para que no corra el riesgo de morderla o asfixiarse con ella. En los perros ocurre lo mismo aunque no es aconsejable intentar sujetar su lengua ya que lo más probable es que quien lo intente reciba un mordisco.

Una vez finalice el ataque epiléptico, hay que dejar al perro descansar para que se recupere del dolor corporal que le han causado las distintas manifestaciones de este ataque y después llevarlo a un centro veterinario para que evalúen sus consecuencias.

A partir de ese momento, lo más probable es que el animal tenga que tomar una medicación para que los síntomas de la epilepsia se minimicen y los ataques sean lo más esporádicos posible, si bien es cierto que se trata de una enfermedad que no desparece de manera definitiva.

Si tu perro padece esta enfermedad crónica, dejarlo en una residencia canina en Tarragona supone un extra de tranquilidad. En Tres Pirañas contamos con gran experiencia en el cuidado de la salud de los perros, y en el caso de problemas como la epilepsia, haremos un seguimiento del animal, además de administrarle su medicación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *