Es algo que tenemos comprobado en nuestra guardería canina en Tarragona: los juguetes olorosos, blandos y ruidosos son los preferidos de los perros. Y ante varias opciones de juego, siempre se decantarán por los que reúnan estas características dejando de lado aquellos que les resulten más aburridos. A continuación te contamos cuáles son los juguetes que triunfan y fracasan entre los peludos para que lo tengas en cuenta si tienes pensado adquirir uno.

Todos lo sabemos: así como hay juguetes para perros que llegan a desgastarse del uso recibido, hay otros que desde el primer momento son ignorados y terminan cogiendo polvo en una esquina de la casa. Para evitar este segundo caso, es importante conocer algunos aspectos relacionados con los “gustos” de los perros cuando se trata de juguetes.

Según el autor del libro “Habituamiento y deshabituamiento de los perros durante el juego con objetos”, los perros interactúan con sus juguetes de manera muy parecida a como los hacen los lobos con sus presas. Por eso, prefieren aquellos juguetes que tengan olor, sean blandos, puedan morderse e incluso se puedan destrozar en pedazos.

Aunque debemos tener presente que estas características que reclaman los perros en sus juguetes, pueden jugar en su contra. Por ejemplo, un juguete que se rompe en pedazos puede provocar el atragantamiento del perro con un trozo del mismo. De ahí que resulte prioritario analizar con lupa la letra pequeña de los juguetes para perros ya que solo así se tendrá la certeza de estar adquiriendo uno que no ponga en riesgo su salud.

Por otro lado, los juguetes demasiado duros, sin rugosidades, que no pueden ser mordisqueados ni vapuleados, serán carne de cañón para quedar abandonados en una esquina al no despertar ningún interés en el animal.

El factor novedad

En el fondo, perros y niños no son tan diferentes y mucho menos cuando se trata de jugar. De ahí que estudiar el comportamiento infantil para extraer conclusiones extrapolables a estos animales, no resulte del todo descabellado cuando se habla de juguetes. Tanto perros como niños prefieren juguetes con los que poder interactuar, coger, morder… pero sobre todo, prefieren cualquier juguete que sea nuevo. Es lo que los psicólogos denominan neofilia, la atracción por un objeto por el simple hecho de ser nuevo ante otro con iguales características que no lo es, algo que comparten niños y perros. Por este motivo es conveniente rotar los juguetes cada semana para que parezcan nuevos y resulten más atractivos al animal.

En cualquier caso, si quieres comprar juguetes a tu mascota y no tienes muy claro cuál elegir, puedes ponerte en contacto con Tres Pirañas. Nuestra trayectoria como guardería canina en Tarragona, donde también realizamos sesiones de adiestramiento, nos ha dado la experiencia suficiente para saber cómo cuidar a cada animal y garantizar su entretenimiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *