Tres Pirañas
Curiosidades del sueño de los perros
7 marzo, 2017
adiestramiento canino tarragona
¿Por qué los perros inclinan la cabeza cuando les hablamos?
20 marzo, 2017
Mostrar todos

¿Por qué mi perro ha perdido el apetito?

Residencia canina en Reus

Cuando alguno de los perros que se encuentran alojados en nuestra residencia canina en Reus experimenta pérdidas de apetito, en términos generales, no solemos alarmarnos salvo que se prolongue de manera excesiva en el tiempo. En ese caso, es necesario prestar atención al animal y acudir de urgencia a un centro veterinario que realice un chequeo de su salud, determine las causas y evite consecuencias mayores.

Las razones por las que un perro pierde el apetito son variadas y mucho más similares a las que se encuentran detrás de la pérdida de apetito que sufrimos los humanos. En algunas ocasiones se trata de algo repentino mientras que en otras va ocurriendo de manera gradual. En cualquier caso, es importante conocer el motivo, algunos de los cuales te vamos a contar a continuación.

Enfermedad: Una de las causas por las que los perros tienden a perder el apetito es porque están sufriendo alguna enfermedad. Puede que nosotros no hayamos notado síntomas evidentes y pensemos que nuestro perro se encuentra perfectamente. Sin embargo, que haya perdido el apetito y no le vuelvan las ganas de comer es un buen indicativo de que algo no va bien. Suele ser muy sintomático de enfermedad o de problemas de riñón.

Problemas dentales: Otra de las causas que pueden hacer que un perro aborrezca comer es porque padece problemas dentales que le causan daño cuando tiene que ingerir alimentos. Sarro, infecciones e incluso alguna obstrucción en el aparato digestivo son algunas de las causas relacionadas que suelen estar detrás de las ganas de comer de los perros.

Aburrimiento: No nos estamos refiriendo al aburrimiento general sino a que el perro llegue a cansarse de comer siempre lo mismo y en las mismas circunstancias. La alimentación canina no puede ser aburrida porque el perro puede llegar a preferir no comer. Los comedores puzzle o los dispensadores de comida para perros estimulan su mente y convierten el acto de comer en un juego que estos peludos agradecerán y les hará alimentarse de mejor agrado.

Depresión o ansiedad: Ya sabemos que los perros pueden sufrir cuadros psicológicos muy similares a los que padecen los humanos. Por ejemplo, un perro recién adoptado necesita un proceso de adaptación a su nuevo hogar y es normal que al principio se encuentre alterado, nervioso y ansioso. Que no coma en esos momentos es una reacción bastante lógica aunque no por ello debe dejar de controlarse para evitar que se prolongue demasiado.

No le gusta el alimento: En muchas ocasiones, la causa que se esconde detrás de la pérdida de apetito de un perro es tan sencilla como no le gusta la comida. En esos casos, bastará con cambiar a otra marca o proveedor o probar trucos como, por ejemplo, añadirle agua caliente a la comida para que le resulte más jugosa y blanda. Otra idea es combinar el pienso con pollo o huevo algún día a la semana para que el perro se motive y encuentre más apetecible la comida al ser distinta a la habitual.

En nuestra residencia canina en Reus hemos llegado a probar muchos trucos para intentar que los perros que pierden el apetito, vuelvan a tener ganas de comer. A veces es algo pasajero que pasa solo, pero como te decíamos al principio, si la situación se prolonga, lo mejor es acudir a un veterinario que determine la causa y ofrezca las soluciones más efectivas. En Tres Pirañas siempre nos hemos preocupado por la alimentación de los perros de ahí que hayamos desarrollado nuestra propia línea de alimentación El Lobo Feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *